Taller

Encuentra tu decepción

Tu no elijes enfadarte ni gritar, el otro tampoco, solo sucedió. Cuando sientes ira, te sientes mal, incluso vibras, sudas y es insoportable porque estas sufriendo. Esto es solo para entenderlo no para justificarlo.